Top

El mes de diciembre es sinónimo de festividades y celebraciones, ya sea por la navidad, la noche vieja (año nuevo) o bien por aquellas actividades entre compañeros de trabajo, que hacen sentirnos relajados para emprender una escapada a otra ciudad.  El viajar en diciembre es una forma de hacer un “descanso” del año en curso y comenzar el próximo con un montón de energías y aires renovados. Porque si bien, cada viajero tiene su propia forma de disfrutar un destino, lo cierto es que siempre se aprende algo nuevo

Si preguntas a un chileno o chilena que pasa caminando por el famoso “Paseo Ahumada” de la gran capital por ¿Cuál es su comida favorita del país? Te aseguro que un gran porcentaje dará como respuesta uno de los muchos bocadillos (sándwich) comida típica de Chile.  Esto no es solo imaginación o una invención, ciertamente el consumo de estas delicias hace que Chile según estudios que datan del 2015 “sea el segundo país del mundo con mayor consumo de pan por habitante, con cifras que bordean los 90 kilos

Existen diferentes formas de viajar y disfrutar un destino. Sin lugar a duda, la gastronomía es una de aquellas, la cual además de recrear puede revelar interesantes tesoros e historia.  Desde luego, cada viajero tiene un perfil diferente basado en sus gustos o preferencias. Algunos de ellos se decantan por el relax en playas paradisiacas, otros por los deportes de aventura como el barranquismo o la escalada, a otros les vuelve loco irse de shopping, u otros intentan compatibilizar el ocio con negocios, en un buen campo de golf